Desde el centro hace años que defendemos la idea de que el trastorno llamado TDAH no existe como tal. Evidentemente que hay niños movidos e inquietos, incapaces de mantener la concentración un largo tiempo, pero la experiencia nos dice que etiquetarlos y medicarlos no sólo no soluciona el problema sino que lo empeora o genera otros mucho peores. Cada niño es diferente y por lo tanto, cada niño requerirá una manera de afrontar sus problemas diferente.

Desde entonces no paramos de leer artículos relacionados, aquí os dejamos un par. En un de ellos es el propio descubridor de la enfermedad el que  confirma que fue una invención. Añadimos también un vídeo sobre las etiquetas y el programa de Salvados sobre las farmaceúticas y los intereses que hay detrás de la venta de medicamentos.

 

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20141020/abci-trastorno-deficit-atencion-201410171200.html

 

http://www.lavanguardia.com/vida/20130527/54374878936/deficit-atencion-ninos-ficticio.html