Está claro que el whatsapp se ha convertido en poco tiempo en una herramienta fundamental de comunicación, y no  tenerlo te desconecta de tu familia, tus amigos, tus compañeros de trabajo,… o como mínimo no te enteras al momento de todo lo que pasa.

Y esto úlitmo es al mismo tiempo su virtud y su defecto. ¿Hasta que punto es bueno enterarnos de todo lo que pasa, en cualquier momento? ¿Y opinar sobre algo sin reflexionarlo? ¿Y responder a una cuestión compleja y delicada con una frase, una palabra, un emoticono?

El siguiente enlace hace un buen resumen de los problemas que genera en un centro educativo el uso inadecuado de esta herramienta comunicativa.

LOS PROBLEMAS DEL WHATSAPP

Más adelante reflexionaremos sobre el uso del whatsapp por parte de los niños.