En algunas de las charlas en la ESMAPA se ha hablado en varias ocasiones de lo difícil que es encontrar la línea que separa la protección sana de la sobreprotección. Lo que hemos afirmado todos es que los miedos y la protección excesiva no son compatibles con el aprendizaje. Sería como no terminar de ver una película por miedo a que no nos guste el final, ¿cómo podremos saberlo sin verlo?

Los siguientes vídeos nos harán reflexionar sobre este tema.